Gastronomía

No debemos olvidar el patrimonio gastronómico andaluz, de gran riqueza. De hecho, se basa en una tierra donde los productos de la dieta mediterránea, la naranja y ciertos frutos tropicales dominan sus cultivos. Sus dehesas se constituyen en un vergel de bellotas para la cría porcina; tampoco podemos olvidar la maravillosa curación de sus productos ibéricos. Sus sopas frías y la mezcla de sabores tan agradable al paladar. En definitiva, su cocina más ancestral ha perdurado en el tiempo hasta llegar a nuestros días.

Volver a Patrimonio Cultural

66total visits,1visits today